ladyinterior:

Works of Alessandro Diddi, Julia Barinova, Muhammad Ejleh, Ramon Bruin, Nagai Hideyuki

Esta ha sido mi vida desde que nos asesinamos. Aún traigo conmigo las vendas que cubrieron la herida de bala que me diste en el pecho, y guardo el casquillo en mi baúl, esperando poder devolvértelo algún día. Nada ni nadie pudo traer la misma alegría que le hacías sentir a mi lobo ni a mi humano. Mis dos lados se sincronizaron al conocerte, pero cuando me disparaste lo heriste más a él que a mi y esa sincronía se rompió, así que volví a oscilar entre animal y hombre. Antagonía desde que nos alejamos. Yo contra yo. A veces aún lloro, de tristeza o alegría, pero con la misma intensidad de ese día antes de ir en la travesía a esas arenas eternas. El humano te perdona por haberle disparado, pero el lobo sigue esperando con sus dientes afilados y sus garras como puñales artesanales para tocarte y dejarte marcas. Oscilar es movimiento, movimiento es dejar lugares. Dejar lugares no significa olvidar-